Dirigido a jóvenes comisarios para la realización de proyectos expositivos INÉDITOS, que versen sobre cualquier faceta de la creación artística contemporánea.

cabecera

Noticias

1 de febrero de 2016

INÉDITOS 2016

ineditos_2016_th.jpg

Del 30 de junio al 18 de septiembre de 2016

Ya tenemos a los 3 ganadores de INÉDITOS 2016, convocatoria de ayudas a proyectos expositivos de arte actual. El jurado compuesto por Ane Agirre, Responsable Prácticas Contemporáneas, TABAKALERA (San Sebastián), Pablo Llorca, crítico de arte, director de cine y comisario independiente y Martí Manen, comisario independiente, se reunió el pasado 18 de enero del 2016 y, entre los más de 60 participantes, se han seleccionado los siguientes proyectos:

Madrid Activismos (1968-1982)
Comisariada por: Alberto Berzosa

Viaja y no lo escribas
Comisariada por: Carolina Jiménez

Deshaciendo texto
Comisariada por: Irina Mutt

El programa es uno de los pocos de nuestro país que fomenta la inserción de los jóvenes comisarios en los circuitos profesionales, facilitando a los seleccionados la posibilidad de producir su primera exposición y editar un catálogo del conjunto de la muestra. Nos sentimos especialmente orgullosos de haber apoyado a más de 50 comisarios jóvenes que en los últimos trece años han presentado sus proyectos curatoriales a La Casa Encendida y haber contribuido con la publicación de los catálogos correspondientes a la difusión de sus trabajos.

Madrid Activismos (1968-1982)

Comisariada por: Alberto Berzosa
La muestra Madrid Activismos (1968-1982) ofrece un retrato del movimiento social y político que constituyó la oposición al régimen franquista desde finales de los años 60 disputando en Madrid un espacio político dinámico y heterogéneo, mucho tiempo clandestino, y, más tiempo aún, oculto por los relatos históricos hegemónicos.
Desde los años del tardofranquismo (1968) hasta la consolidación oficial de la democracia (1982), en la capital del Estado se desarrollaron diferentes fórmulas políticas que indicaban un cambio en la dinámica asociativa de los madrileños. A la presencia clandestina de partidos políticos de larga tradición, fundamentalmente el Partido Comunista de España, y la proliferación de otros nuevos, escindidos del ante­rior y de sesgo trotskista o maoísta en su mayoría, tenemos que sumar la existencia de agrupaciones de estudiantes radicalizados en la universidad, de las comisiones obreras y los movimientos obreros autónomos que se organizaban cada vez con mayor efectividad en las fábricas, y las asociaciones de vecinos que surgían con la vo­cación de mejorar la vida de los ciudadanos de los barrio. De manera paralela sur­gieron a lo largo de los años 70 nuevos sujetos políticos, las mujeres, los ecologistas, los homosexuales, los presos comunes o los colectivos de marginados sociales, que coparon las calles madrileñas con originales propuestas dando una amplia variedad cromática a un periodo que normalmente se recuerda solo en blanco y negro.

Viaja y no lo escribas

Comisariada por: Carolina Jiménez
Viaja y no lo escribas es un cuento apócrifo que Robert Derain atribuye a Rita Malú, según cuenta Enrique Vila-Matas en Bartleby y compañía. El protagonista del cuento es un escritor de viajes que visita la India y conoce a un un viejo peregrino que le lee su destino. Después de ese encuentro, el escritor extranjero ya no volvió a escribir nunca más.
Tanto Robert Derain como Rita Malú son dos personajes ficticios inventados por Vila-Matas que encarnarían a dos escritores del No; dos enfermos del “síndrome de Bartleby”, de la literatura de la negación, de la renuncia a la escritura.

Este proyecto invita a dar un paseo por una serie de relatos posibles, lecturas sorprendentes en contra de lógicas convenientes. Viaja y no lo escribas reúne a artistas cuyos planteamientos profundizan en torno a la idea de la narración como capacidad para intercambiar experiencias, proponiendo relecturas subjetivas de rituales, objetos o historias que están ahí pero pueden o necesitan ser recontados.

Algunos de los trabajos aquí presentados revisan acontecimientos históricos desde la óptica de los hechos menos conocidos, esos que no figuran en los periódicos ni en los libros de texto.
Obras donde la Historia (con mayúscula) es rebatida por un puñado de pequeñas historias. Sucesos caprichosos, historias urdidas desde lo vivido, en el día a día, narradas a través de metáforas, juegos narrativos, capaces de enlazar lo cotidiano, lo poderoso y la denuncia con lo más sencillo. Trabajos que, a su vez, ponen de manifiesto el orientalismo2 con el que la historiografía tradicional y la actual se aproximan a las culturas remotas, que quizá no lo son tanto. Obras que evidencian las relaciones entre el poder y el conocimiento, en particular en las visiones europeas del mundo.

Deshaciendo texto

Comisariada por: Irina Mutt
Deshaciendo texto es un proyecto que investiga sobre los usos y desvíos del texto en las prácticas artísticas, así como en las posibilidades performativas, cruce de formatos y géneros que puede ofrecer como medio y concepto en una exposición.

Partiendo de las teorías queer planteadas por autoras como Judith Butler en Undoing Gender o por Eve Sedgwick en Paranoid Reading and reparative reading, que describen performatividad como proceso con el que definimos – y rompemos- los límites de la identidad, Deshaciendo texto busca estas analogías entre las disidencias sexuales y los usos o lecturas no convencionales del texto como medio. Ambas estrategias; deshacer el género y deshacer el texto, se pueden entender pues, como formas de resistencia personal y política a partir de los signos, invirtiendo o desplazando el orden conceptual hegemónico.

Este proyecto indaga sobre el uso de estrategias similares a las planteadas por la teoría queer: reinterpretar, performativizar y operar des de otra lógica, atravesando géneros y formatos artísticos y a partir del texto como elemento del que partir, estableciendo así una analogía y deconstrucción entre texto y acto, similar a la de cuerpo y género.